La Secretaría de Cambio Climático de la ONU hizo este lunes públicos los datos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los países industrializados. En conjunto, estas naciones han disminuido sus emanaciones desde 1990 hasta 2006 tan sólo un 5%. En cambio, si el análisis se hace desde el año 2000, las emisiones de CO2 han aumentado un 2,3%.

“Estos datos son motivo de preocupación y una señal de que se necesita una acción política urgente”, señaló el secretario ejecutivo de la Convención del Cambio Climático de la ONU, Yvo de Boer, quien precisó que ese retroceso del 5% se debe más a la caída de la Unión Soviética y de sus economías que a los esfuerzos en materia ambiental.

De todos modos, De Boer se mostró optimista en cuanto a las posibilidades de alcanzar los objetivos del Protocolo de Kioto en 2012, si bien reconoció que la crisis económica internacional tendrá efectos importantes en la lucha contra el cambio climático. Por ello, consideró positivo que aún quede más de un año, hasta diciembre de 2009, para perfilar el acuerdo que debe sustituir a Kioto y que deberá contener los esfuerzos que el mundo debe hacer en materia de mitigación hasta 2020.

España, a la cabeza

España vuelve a situarse como el país que más ha aumentado sus emisiones de CO2 desde 1990, año considerado base en el Protocolo de Kioto, hasta 2006. En ese periodo de tiempo nuestro país ha aumentado sus emanaciones un 49,5%, cuando el objetivo marcado en el Protocolo es no incrementarlas más de un 15% hasta 2012.