Con el lenguaje generamos posibilidades diferentes, diseñamos y creamos nuestro propio mundo.

En un momento dado, declaramos un “SI, ¡acepto!” y cambia nuestra situación laboral o vital.

En otro momento, ante un problema, digo “¡voy a buscar una solución!”. O por el contrario, me digo “¡no hay nada que hacer!”. Mi actitud, mis acciones y mi emoción son diferentes en un caso o en otro; y lo más probable es que el resultado sea también diferente. Curiosamente la situación o el problema es exactamente el mismo.

¿Y qué nos decimos cuando nos encontramos delante de una persona? ¿Cómo nos afecta el juicio que tenemos sobre ella a la hora de relacionarnos? ¿Cuántas veces ese juicio no está basado en una única mala experiencia? Una mala experiencia que elevamos a categoría de ley matemática, y que nos condiciona a la hora de relacionarnos con esta persona.

El pasado día 21 de septiembre, CAVALA seleccionada por el Colegio Vasco de Economistas impartió un taller presencial en el que se profundizaron sobre estas cuestiones, y sobre el poder que tiene el lenguaje a la hora de cerrarnos o abrirnos posibilidades en nuestro futuro, empresa, vida, etc.

El próximo día 14 de octubre, dado el positivo resultado que han obtenido las encuestas de satisfacción realizadas a los asistentes, de nuevo, el Colegio Vasco de Economistas ha seleccionado a CAVALA para impartir otro taller  sobre esta otra forma de comunicarse con éxito; esta vez enfocado a mejorar la coordinación de acciones en un equipo.